Selección de artículos, ensayos y documentales alternativos para quienes buscan la verdad más allá de la televisión y los medios de información oficiales!

jueves, 29 de mayo de 2014

El principio de disociación y grandes mentiras en las elecciones presidenciales en Colombia


La retorcida política electoral no es más que un guión perfectamente ajustado al principio de disociación y distorsión de la información, basado en los modelos de propaganda del siglo XX, con la tecnología del siglo XXI. Las grandes mentiras, como menciona Maria Jimena Duzán, son tan absurdas que inclusive personas muy inteligentes pueden creerlas y adoptarlas en su credo. Ejemplos claros como "Juan Manuel Santos traicionó a Uribe" / "Juan Manuel Santos va a convertir a Colombia en otra Venezuela."  son claras señales de la ignorancia colectiva respecto a esas afirmaciones y en general de quién es quién en este país.

En cambio, podemos discutir y hasta intentar predecir lo que ocurrirá si nos regimos ante los principios de la propaganda. Primero, el presidente seguirá siendo presidente porque "la Paz" parece en los medios un plan del gobierno de turno pero es realmente un giro en la determinación de todo el Estado, y que para ignorancia de muchos, está siendo organizado y ejecutado con profundidad desde la presidencia de Andrés Pastrana y su "fallido" proceso de Paz. Segundo, Uribe no es más que la mano dura que limpiar el camino de incómodos personajes y con las agallas y la boca para limitar el poder territorial y militar de la guerrilla, adoptando el arquetipo del héroe que todos aman pero que todo lo puede hacer. Tercero: Santos (que solo el más ingenuo puede pensar que es o fue un peón de Uribe) es el verdadero representante del poder tradicional y cuya finalidad es la de promover un escenario de inversión internacional decente para ser los principales receptores de los dineros y recursos que tienen su ojo en Colombia.

Esta es la razón por la cual el negocio de la guerra con las FARC (tanto para benefactores del Estado como benefactores de la guerrilla) puede ser suspendido o finalmente terminado, como parte de brindar un mejor destino a los recursos de las  multinacionales. Los nuevos ricos lo saben, y saben que si las FARC se reintegran con impunidad o no a la sociedad abandonando el narcotráfico, saben que quedarán solos y expuestos ante el mundo como los ejecutores de uno de los negocios más sangrientos del mundo. Por eso resisten, pero no tienen nada que hacer. Cuando uno observa que un conservador como Gerlein se adhiere a Juan Manuel Santos, puede entender que los grandes jeques electorales ya saben como es la jugada. Los únicos que no saben como es la jugada, como siempre, son los Colombianos y su limitado conocimiento histórico.

Extra Extra:

¿Si Santos hubiera quedado en primer puesto como presidente, creen que se habría organizado una coalición tan fuerte a su alrededor para la segunda vuelta... amenazada por el terrorífico Uribismo?

No tenga duda, Juan Manuel Santos es el político Colombiano más experimentado para utilizar todas las estrategias políticas conocidas para ejecutar una gran política de Estado. Ni siquiera su abuelo tuvo tanto potencial para realizar un giro político tan grande. Tampoco se engañe, es ante nada masón y amigo de los ejecutores e inversionistas en cola para terminar de aterrizar en Colombia. Tanto con Santos, como con Uribe, este país pierde. En su cabeza ya está la decisión de seguir pensando que son amigos convertidos en enemigos, o algo mucho más complejo!

10 métodos de manipulación política

El método de Uribe

0 fuerzas alrededor: